Usando SSH en Servidores Dedicados Linux

SSH es uno de los elementos más atractivos de un servidor dedicado de Linux. Ya que los clientes SSH son pequeños, y el protocolo es muy seguro y eficaz, puede usarse para administrar un servidor dedicado Linux desde cualquier lugar. Con SSH tenemos acceso total al servidor y nos permite administrarlo como si fuera una maquina local.

La mayoría de los sistemas operativos tienen un cliente SSH integrado, Windows es la excepción. Para los usuarios del sistema operativo OS X, pueden abrir una ventana de terminal y teclear simplemente: “ssh”, seguido de la dirección IP del servidor dedicado Linux al que se quiere conectar. Con Windows, tendrán que descargar un software para usar SSH. Hay muchas opciones, pero la más popular es “PuTTY”, un cliente gratuito y compacto con una interfaz muy simple y con todas las características necesarias. Lo pueden descargar aquí: Descargar PuTTY.

Una vez que PuTTY se ha instalado, simplemente hay que ejecutar el programa y nos mostrará una pantalla de configuración. Podemos dejar todas las opciones por defecto, y simplemente llenemos la caja que dice “Host Name (or IP adress)” con el nombre de dominio o IP de nuestro servidor dedicado Linux y luego presionar “Open”. Se mostrará una pantalla de login, comúnmente se accesa con el nombre de usuario “root” y su contraseña (esta es la misma contraseña que usamos para accesar a nuestro WHM). Una vez que estemos dentro, se presentará una ventana simple en color negro (similar al viejo MS-DOS), con un símbolo del sistema. Esto quizas pueda intimidarnos si somos nuevos usando linux, pero hay una serie de guías en línea que nos ayudaran a entender y aprender los comandos.

Hay unos cuantos comandos que harán que la administración de nuestro servidor dedicado de Linux sea más fácil. Por ejemplo, escribiendo “top” nos mostrará una lista de todos los procesos en ejecución, con la cantidad de memoria y CPU que se está utilizando y con qué programas. Si escribimos “uptime” nos dirá cuánto tiempo ha estado funcionando nuestro servidor desde su último reinicio, también nos dará una lectura simple de la carga actual promedio en el sistema. Para ver cuánto espacio libre tenemos en nuestro sistema es tan simple como escribir “df -h”. Y para reiniciar el servidor, basta con escribir “reboot”.

Aquí hay una lista de los comandos más comunes y sus usos: comandos linux. Tambien si alguna vez queremos saber más sobre un determinado comando, podemos escribir en la linea de comandos “man ‘el comando'” (osea la palabra “man” seguido del comando que queremos investigar), y el sistema nos mostrará una página del manual de cómo se utiliza el comando y que es lo que hace.

Las habilidades de SSH son una potente característica de los servidores dedicados Linux. Una comprensión básica de SSH ayudará en gran manera a incrementar nuestra productividad y flexibilidad en nuestros servidores linux y enriquecerá nuestra experiencia en nuestros servicios.